Psicólogos Málaga. Bullying en los colegios.

Todos hemos leído o visto en televisión noticias sobre los problemas de el “bullying” o acoso escolar a niños que suceden a diario en nuestros colegios. Algunas de las más trágicas han acabado en suicidio o en graves secuelas psicológicas, y esta realidad no escapa a Málaga.

 

Precisamente de lo que no se habla lo suficiente es de cómo estos actos de intimidación y acoso pueden causar efectos a largo plazo en las victimas. Algunos de ellos afortunadamente encuentran el apoyo para luchar y salir adelante gracias a la no tolerancia de este abuso en los colegios. Otros por desgracia no tienen la oportunidad de defenderse. Y este acoso a veces desencadena que la propia víctima se convierta en otro acosador.

 

Se conocen casos de padres que ante el acoso extremo a sus hijos los sacaron del colegio para educarlos en casa porque no podían soportar el dolor de ver a su hijo torturado y humillado.

 

¿Pero puede el acoso causar estrés traumático?

 

En la experiencia de nuestros psicólogos, muchos de los niños que se ven afectados por factores estresantes traumáticos tales como el acoso escolar pueden tener procesos de desarrollo y partes de su cerebro afectados por estos acontecimientos. Si el niño también carece de apoyo familiar, los efectos pueden ser más devastadores.

 

A medida que el niño intenta dar sentido a la situación traumática vivida, pueden aparecer problemas de comportamiento por la re experimentación de estas situaciones. Por ejemplo, un niño que ha sido acosado en varias ocasiones en el recreo puede mostrarse contestón en clase hacia el profesor o incluso dejar de hacer deberes para asegurarse de que permanecerá castigado en el interior del colegio y no tendrá que salir al recreo para encontrarse con los otros niños. Además, por supuesto, de la falta de atención en clase y la sobre-atención a cómo evitar esos compañeros y el recreo.

 

El número de menores que sufren acoso escolar es alarmante.

En una reciente encuesta a 1965 estudiantes de la ESO, el 48 por ciento informó de haber padecido acoso de alguna manera, desde el menosprecio, insultos y humillaciones hasta los ataques físicos y maltrato por parte del agresor.

 

Para nuestro equipo de psicólogos la clave en estos casos es la rapidez de actuación, ya que lamentablemente en muchos casos las autoridades educativas se ocupan de los casos de acoso demasiado tarde, así el daño psicológico y el dolor crean trastornos más permanentes en las victimas.

 

Algunas de las causas que se han estudiado en los acosadores escolares son que ellos mismos se han enfrentado a terribles dificultades en sus propias vidas. Abusos físicos y verbales, episodios violentos en casa, estilos de vida caóticos y otras malas experiencias. Como resultado de estos factores, estos individuos desplazan su dolor a otros. De algunos estudios se ha encontrado útil el involucrar al agresor a mostrar empatía y ponerse en la piel de su víctima, reflexionar como sus acciones han afectado  a el otro niño. Disminuir la sensación de control y de poder que ejerce el acosador sobre la víctima y preparar a la víctima de herramientas de confianza y autoafirmación.

 

La provincia de Málaga no está exenta de estos casos. En el último año hemos visto publicados en los periódicos como niños han sido acosados por otros alumnos… incluso con la indulgencia de los padres. Nuestros psicólogos son especialmente sensibles con estos casos. Sin salir de Málaga capital podemos encontrar casos frecuentemente.

 

Desde nuestro centro de psicólogos en Málaga indicamos que la clave es alentar a las víctimas a contar lo que está sucediendo, a padres o educadores y estos estar alerta para enviar un mensaje claro a los agresores de que el acoso no es tolerado en su entorno.

 

 

Consúltanos también por whatsapp

Sofía Pérez || Gabinete de Psicología

Psje Compositor Lehmberg Ruiz 4, 6º D
29007 Málaga

Información y cita previa:
Tlf: 610 079 495
sperezpsicologia@gmail.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Consulta de Psicología Sofía Pérez Jurado