Psicólogos Málaga. Como no preocuparse sobre lo que los demás piensan de ti

 

Desde nuestro centro de psicólogos en Málaga queremos hablaros hoy de la vergüenza que nos da lo que los demás piensen mal de nosotros. La emoción de la vergüenza surge cuando violamos un código moral o un estándar esperado. Así, sentimos vergüenza cuando somos pillados haciendo trampas para un examen, o cuando lo suspendemos. Esta emoción surge cuando nos preguntamos como de mal deben de pensar los demás sobre nosotros.

 

La vergüenza no es agradable de experimentar, pero a menudo tienen un propósito útil. Diversos estudios de psicólogos demuestran que somos más considerados y amables, y también estamos más motivados para corregir errores cuando experimentamos bochorno o vergüenza.

 

Y aunque en ese sentido pueda ser útil también es cierto que somos culpables de preocuparnos mucho acerca de los que los demás piensan de nosotros. Otros estudios prueban que constantemente sobreestimamos como y cuanto de mal otros piensan sobre nosotros y nuestros fallos. De esta forma estaremos más inhibidos y seremos mucho menos espontáneos de lo que podríamos ser.

 

Aquí os dejamos cinco trucos para dejar de estar preocupados sobre lo que los demás piensan de nosotros:

 

  • Recuerda que la mayoría de personas NO están pensando en ti de ninguna forma

 

Ethel Barret dijo “Nos preocuparía mucho menos lo que los demás piensan de nosotros si nos diéramos cuenta de lo rara vez que lo hacen”. Y completamente cierto.

 

Olvida lo que los demás piensan de ti hoy; lo más probable es, que no estén pensando en ti de ninguna manera.  Si te sientes como que ellos lo hacen, entiende que esta percepción de ellos analizándote y criticando cada movimiento es completamente producto de tu imaginación. Se trata de tus propios miedos e inseguridades las que crean esa ilusión.

 

Tu juzgándote a ti mismo, ese es el verdadero problema.

 

 

  • Reconocer que la validación externa está cambiando la forma en que eres

 

Di para ti mismo, “en vez de responder de la forma antigua basada en lo que creo que otros están pensando, responderé de una nueva manera basada en mi nueva manera de pensar en mí mismo” Cada vez que interrumpas tu respuesta automática y respondas de forma diferente, estas re educando a tu cerebro para pensar de forma más efectiva.

 

El objetivo final es no dejar que las opiniones de otros se conviertan en tu realidad. Nunca sacrifiques quien eres, o quien aspiras ser, porque alguien tenga un problema con ello. Ama quien eres por dentro y por fuera y sácalo hacia fuera. Y date cuenta de una vez por todas que “nadie tiene el poder de hacerte sentir pequeño a menos que les des ese poder”.

 

  • Siéntete cómodo con no saber lo que los demás piensan

 

Algunos problemas de la vida, tales como saber lo que los otros piensan de ti, no están destinados a ser resueltos. El cómo la gente te percibe puede tener más que ver con ellos mismos. Incluso gustarles o disgustarles puede ser porque se ha desencadenado una asociación recordándoles a otra persona que les gustaba o no de su pasado, y que no tiene nada que ver con lo que hagas.

 

Así que aquí hay una frase constructiva que te puedes decir y repetir: “Esta es mi vida, mis elecciones, mis errores y mis lecciones. Mientras no haga daño a nadie, no debe de preocuparme lo que los demás piensan de mi”.

 

  • Centrar la atención en lo que importa de verdad

 

Las personas van a pensar lo que quieran pensar. No se les puede controlar. No importa lo cuidadosamente que elijas tus palabras y gestos, siempre hay una probabilidad de que vaya a ser malinterpretada por otro. ¿Esto es lo que realmente importa en la vida? No, no lo es.

 

Lo importante es cómo te ves a ti mismo.

Así que cuando tomes grandes decisiones, ten el hábito de permanecer 100% fiel a tus valores y convicciones. Y nunca te avergüences de hacer lo que te hace sentir bien.

 

  • Dejar de lado tus pensamientos catastrofistas

 

¿Y si no me quieren?, ¿y si me rechaza?, ¿y si yo no encajo y me quedo solo en la fiesta?, seguido de un largo etcétera.

 

Ninguna de estas cosas dan como resultado el fin del mundo, pero si nos convencemos de que es así, irracionalmente temeremos esos pensamientos y les daremos control sobre nosotros. Los humanos somos muy ineficaces prediciendo como las desgracias futuras nos harán sentir. De hecho, la mayor parte del tiempo evitamos conscientemente pensar sobre todo ello, lo que solo consigue perpetuar nuestros miedos inconscientes.

 

Así que pregúntate: “Si pasa un desastre, y mi miedo sobre el rechazo se vuelve realidad, que tres maneras constructivas podría imaginar para hacerles frente y seguir adelante con mi vida?”.

 

En nuestro centro de psicólogos en Málaga podemos ayudarte y darte herramientas si te preocupas en exceso de lo que los demás piensan de ti.

 

 

Consúltanos también por whatsapp

Sofía Pérez || Gabinete de Psicología

Psje Compositor Lehmberg Ruiz 4, 6º D
29007 Málaga

Información y cita previa:
Tlf: 610 079 495
sperezpsicologia@gmail.com

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© Consulta de Psicología Sofía Pérez Jurado